La provincia comenzó con las obras civiles de los sitios para alojar sismógrafos

Subsecretaría de Energía, Minería e Hidrocarburos

La provincia comenzó con las obras civiles de los sitios para alojar sismógrafos

9 noviembre, 2021 Hidrocarburos 0

 

La primera estación sismológica se denomina HH8 y forma parte de un total de 16 estaciones que formarán la red de monitoreo sismográfico. Son todos equipos de avanzada, distribuidos según los estudios y modelos realizados por el área de Sismología del Instituto Nacional de Prevención Sísmica.

Con el objetivo de avanzar en la red de monitoreo sismográfico de la Cuenca Neuquina, una comitiva integrada por personal de la subsecretaría de Energía, Minería e Hidrocarburos y del Instituto Nacional de Prevención Sísmica (Inpres), inspeccionó el comienzo de las obras civiles del primer sitio donde se alojará uno de los equipos sismográficos.

Se trata de la primera etapa de funcionamiento de la red y se acompaña con un trabajo de concientización y sensibilización a cargo del organismo nacional en conjunto con el Observatorio Sismológico del Conicet y la Oficina Provincial de Tecnologías de la Informacion y la Comunicación (Optic) de Neuquén, destinado a la población de las localidades donde pueden ocurrir sismos. Cabe destacar que la ubicación de los sitios, como el diseño de los mismos, estuvo a cargo de ingenieros especialistas del Inpres, quienes consideraron las particularidades de cada uno de los lugares.

La primera estación sismográfica se denomina HH8, y forma parte de un total de 16 estaciones que formarán la red de monitoreo. Son todos equipos de avanzada, distribuidos según los estudios y modelos realizados por el área de Sismología del instituto nacional.

Silvia Moreno, ingeniera y magister en Ingeniería Civil e integrante del área de Ingeniería Sismorresistente del Inpres, participó de la comitiva de inspección. Al término de la jornada de trabajo celebró el inicio de las obras y señaló que “se trata de un proyecto anhelado durante muchos años por el Inpres y toda su comunidad científica y que hoy, gracias al trabajo mancomunado del ministerio de Energía y Recursos Naturales, a través de la subsecretaría de Energía, Minería e Hidrocarburos, se está haciendo realidad y Neuquén pasará a ser la provincia mejor monitoreada del país, debido a la cantidad de aparatos que posee y su tecnología de avanzada”.

Una vez concluida la obra civil y que los equipos sismológicos lleguen al país, serán debidamente calibrados por el Inpres y se enviarán comisiones de técnicos, que procederán a instalar dichas estaciones y calibrarán las mismas para dejarlas en perfectas condiciones de comenzar a transmitir desde cada sitio de la red, publicando la información en la web del Inpres: https://www.inpres.gob.ar.

Moreno señaló que “cuando hablamos de sismicidad, nos referimos al estudio de los sismos en una zona geográfica determinada y sus efectos. La base es la recopilación de datos: los movimientos, su localización, la fecha de ocurrencia, y daños producidos. Todo esto obtiene a través del monitoreo sísmico, constituyendo la información básica que contribuye a determinar el peligro sísmico de las diferentes zonas, como la elaboración de los reglamentos de las construcciones sismorresistentes”.

Añadió que el Inpres trabaja continuamente en proyectos que apuntan a mejorar la calidad de la información sismográfica generada, e invitó a los ciudadanos a colaborar con dicho objetivo. “Contar con datos de la ubicación geográfica, desde donde cada persona accede a la página, ayuda a mejorar el análisis e injerencia, respecto a cómo y dónde, se perciben los sismos”, concluyó. Hay herramientas para notificar al Inpres sobre sismos percibidos no publicados y aquellos sismos ya publicados.

El proyecto de la red de monitoreo sismológico de la Cuenca Neuquina se inició en 2019, cuando, en junio de ese año y por el convenio firmado entre el ministerio de Energía y Recursos Naturales, el Inpres y el Conicet se instalaban las dos primeras estaciones “provisorias”.

Características de las estaciones sismológicas

Cada estación sismológica estará delimitada, dentro del lote dispuesto para su localización, por un cerco perimetral de 10 metros cuadrados, realizado por postes de dos metros de altura, construidos de hormigón prefabricado y distanciados 2,5 metros entre sí. En uno de los lados estará la puerta de acceso a la estación que contará con la seguridad garantizadas y cartelería que identifique la estación.

Dentro del predio se encuentra la antena de transmisión, los paneles solares, para alimentar las baterías que suministran la energía a los instrumentos y un receptáculo de hormigón armado, ejecutado in situ, de dos metros cuadrados y una profundidad de dos metros aproximadamente, con características estructurales. Dentro del receptáculo, se encuentra el recinto que alojará el sismómetro, el cual estará perfectamente nivelado y calibrado.

Las señales obtenidas por esta estación son enviadas a través de diferentes medios de transmisión, vía satelital o internet, de forma continua y en tiempo real al Inpres, para posibilitar al personal especializado en análisis de sismos a determinar ubicación y magnitud del evento sísmico, entre otros parámetros.

Acerca de la interpretación en la web

El Inpres cuenta con un centro de datos en el que se recibe todas las señales provenientes de más de 50 estaciones sismológicas, que son almacenadas, posibilitando que la información esté disponible para toda la población de acuerdo a un estándar. Esta es una información preliminar, que las personas pueden ubicar en el listado de sismos de la página web del Instituto.

Inmediato al evento detectado automáticamente se refleja en color azul; una vez analizados por un analista de sismología, y obtenidos su epicentro, la profundidad y la magnitud, se reflejan en negro; y si fue percibido por la población, se determinará su intensidad observando este reporte de dicho sismo, en color rojo.