Buscan acelerar las tareas de readecuación del oleoducto trasandino

Subsecretaría de Energía, Minería e Hidrocarburos

Buscan acelerar las tareas de readecuación del oleoducto trasandino

28 diciembre, 2021 Hidrocarburos 0

 

El ducto podría llegar a transportar a fines de 2022 más de 100 mil barriles de petróleo de Vaca Muerta hasta el puerto de Talcahuano, en Chile.

El gobernador Omar Gutiérrez anunció que se busca rehabilitar el despacho de petróleo a Chile y “llegar a fines de 2022 transportando 100 mil o 110 mil barriles”. Lo hizo luego de reunirse hoy en instalaciones de Casa del Neuquén en la ciudad de Buenos Aires con Raúl Mitriani y Arturo Heinke, directivos de la empresa Oleoducto Trasandino (Otasa). Del encuentro también participó el ministro de Energía y Recursos Naturales de la provincia, Alejandro Monteiro.

El mandatario explicó que el ducto, que no está en funcionamiento desde 2006, necesita un cupo mínimo de 50 mil barriles para darle operatividad. “He logrado el compromiso de que se aceleren los trabajos para lograr ese objetivo”, aseguró.

Para hacer las pruebas de funcionamiento del oleoducto, se transportará agua proveniente de los ríos Lileo, Curi Leuvú y Neuquén, y del arroyo Tril.

Con el objetivo de cumplir con el cronograma pautado, la provincia del Neuquén está prestando toda la colaboración desde las distintas áreas, como el ministerio de Energía y Recursos Naturales, el Ente Provincial de Energía del Neuquén (EPEN) y las subsecretarías de Recursos Hídricos y de Ambiente.

Oleoducto Trasandino

El ducto entre el yacimiento Puesto Hernández y la ciudad chilena de Talcahuano dejó de operar hace 15 años, cuando su único cliente, la refinería de ENAP, dejó de demandar crudo neuquino.

Otasa -una sociedad creada en 1992 que es controlada por A&C Pipeline Holding Company, cuyos accionistas son la empresa estatal chilena ENAP (36,25%), YPF (36%) y Unocal Argentina (27,75%)- y Oldelval firmaron un contrato para la inspección, adecuación y puesta en servicio del ducto, con el objetivo de abrir nuevos destinos para el petróleo de Vaca Muerta. Las tareas se vieron retrasadas por las restricciones derivadas de la pandemia de coronavirus.